No hay nada peor que enfrentarse a ollas, cacerolas y sartenes quemados. Lo reconocemos. A nosotros también se nos ha quemado alguna vez la comida. Pero no te preocupes porque en este post te damos unos sencillos trucos para que vuelvan a lucir como nuevos.

Seguro que en alguna ocasión has recibido una llamada inesperada, una visita o te ha surgido un imprevisto justo cuando estabas en la cocina. En el mundo en el que vivimos llenos de prisas y sin tiempo para casi nada, es normal que las amas de casa, en muchas ocasiones se encuentran haciendo dos cosas a la vez.

Te has puesto a hablar por teléfono y se te ha ido el santo al cielo. O ha llamado la vecina para decirte que la próxima reunión de la comunidad cambia de fecha. Y mientras tanto…aparece un olor ha quemado que esperas que provenga de la casa de la vecina pero…. OH DIOS MIO!!! Tu comida se ha quemado. En ese momento, no sabes qué hacer, por dónde empezar.

Pues no te preocupes, porque a todos nos ha pasado alguna vez y por suerte podemos decirte que tiene solución. Antes de ir a la tienda de electrodomésticos o a los grandes almacenes a por una olla nueva, no te pierdas nuestros consejos

Trucos eficaces y consejos 😉😉vinagre-blanco-limpiar-ollas-sartenes

  1. Seguro que has escuchado en multitud de ocasiones los usos tan diversos que tiene el vinagre. Por si no los conoces te invitamos a que visites este blog donde puedes encontrar hasta 20 usos del vinagre blanco que te pueden ser muy útiles. Pues en esta ocasión el vinagre también va a ser nuestro aliado. Lo ideal es que vertamos la cantidad de vinagre blanco necesario para cubrir toda la zona quemada de la olla o sartén una vez que hayamos retirado los restos pegados de comida que hayamos podidoUna vez hayamos echado el vinagre ponemos el recipiente a hervir, pero OJO!!! el vinagre se evapora muy rápido y lo último que queremos es que el cazo se queme aún más. De este modo podremos retirar el resto de comida pegada y con un estropajo frotar hasta retirar la parte negra del fondo de la olla sal- limpiar-ollas-sartenes
  2. Otro remedio que funciona es la sal. Como veis, son remedios muy caseros a la vez que eficaces y sobre todo con los que nos gastamos poco dinero. en el fondo del recipiente quemado echamos un buen puñado de sal, lo suficiente para tapar el fondo junto con un poquito de agua. En esta ocasión, lo ideal es dejar reposar la mezcla durante al menos unos 20 minutos y una vez pasado este tiempo enjuagar. Si persisten los restos, podemos hervir este mismo agua y una vez que se enfríe, volver a frotar con un estropajo apto para la olla o sartén. Recuerda que, a la hora de usar el estropajo, las ollas deben ser de acero inoxidable, hierro, cobre, barro o aluminio. Para el teflón o la cerámica deberás usar una esponja. bicarbonato-de-sodio
  3. Si tu olla está bastante quemada y los trucos anteriores no han logrado limpiar los restos de comida quemados,este tercer truco puede ayudarte. En esta ocasión necesitamos bicarbonato de sodio que vamos a  espolvorear junto con una cucharada de agua. Llevaremos la mezcla a hervir a fuego lento. Con cinco minutos al fuego suele ser suficiente y tras este paso, volver a lavar con normalidad.

 

Estos son algunos truquillos que hemos desempolvado de la sabiduría popular, lo que seguro hacían nuestras abuelas a las que seguro que alguna vez también se les quemó la comida. ¿Y tu?¿tienes algún truco más que quieras compartir con nosotros? Ya sabes que a todos nos puede pasar, pero si eres un desastre en la cocina, si día sí y día tambien se te quema la comida, no eres capaz de hacer un buen guiso, y estás harto de la comida precocinada o congelada, puedes pasar por nuestra Escuela de Cocina y participar en cualquiera de nuestros cursos de iniciación.